domingo, 22 de mayo de 2011

LA NEGACION A LA ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRONICA

Nuestro amigo el EPOC  irrumpe en la existencia alterando nuestro proyecto de vida, los paciente se desorientan porque desconocen las reglas de juego y la información necesaria para sobrevivir.
La enfermedad comienza cuando un chico de colegio enciende su primer cigarrillo, y continúa por su adicción al tabaco durante años; el mal  es progresivo y afecta a individuos de 40 a 80 años, el avance de la enfermedad produce discapacidad y muerte.
El sentimiento de ahogo al respirar es el síntoma principal generando desesperación, cansancio, ansiedad y temor, según las palabras con que describen su condición los enfermos de EPOC.
Viven la enfermedad tanto el paciente como su familia, comprometiéndose también su entorno social y laboral.

Reacciones de negación de la enfermedad

La negación es un mecanismo de defensa del paciente que reduce la ansiedad manteniendo fuera del conocimiento consciente la gravedad de una enfermedad o incluso su existencia.

La negación supone que la persona reinterpreta parte de su realidad dolorosa, evitando aquellos factores que resultan amenazantes para ella y aferrándose a la imagen previa a la enfermedad. Si persiste en el tiempo, significa que la persona todavía no está preparada para escuchar su diagnóstico o algunos aspectos de su tratamiento.
Generalmente la negación fluctúa según avanza su proceso de adaptación a la enfermedad, siendo imprescindible y beneficioso el ofrecimiento de información.

Hay diferentes tipos de negación:

  • Negar el diagnóstico de EPOC.
  • Negar la posibilidad de abandonar la ADICCION AL TABACO
  • Negación del deterioro físico producido por el cigarrillo
  • Negar la importancia de los tratamientos como la actividad física o el uso continuo de oxigeno. 
Existe la racionalización al buscar argumentos para justificar que todo va bien cuando todo va mal.

- Si mi enfermedad fuera tan grave, no hubiera  aumentado de  peso.
- Si estoy en tratamiento, es porque me van a curar.
- Si estuviera tan mal no podría salir a la calle.
- Ahora estoy fumando mucho menos !!!.
- No lo creo, debe de haber algún error ?
- Pero ahora como casi sin sal !

2. Reacciones de agresión o rechazo activo:

El enfermo crónico raramente expresa su agresividad en el consultorio. La agresividad se manifiesta  a través de una resistencia pasiva, casi inaparente a las indicaciones del profesional de la salud.

  • Pérdida de recetas de medicamentos.
  • Perdida de ordenes de estudios.
  • Olvidar las citas a medicos.
  • Cambiar la  dosis de los medicamentos.
  • Entender mal las indicaciones.
  • No usar la mochila de Oxigeno por vergüenza.
  • No salir de paseo, suspender la vida social.

3. Reacciones de racionalización:

El paciente apoya su conducta en argumentos o razones. Los pacientes crónicos pueden reinterpretar su enfermedad para justificar su conducta. Ej.: creen que si usan oxigeno en forma prolongada  los convierte en cada vez mas dependientes.
Estas reacciones del paciente ante su enfermedad hacen que desarrolle una actitud disfuncional.

Las mas frecuentes son:

1). Paciente desconfiado: está tenso, ansioso e inseguro, sospecha de todo y a todo le busca significados.
Ej.:-  ¿No seria mejor que me enviaran al especialista?
         -Estoy cada día peor, creo que es por la medicación.
         - Esta medicación me dará  gastritis?

2). Paciente agresivo: se muestra cortante, maleducado, reivindicativo. Es una actitud que genera irritación y cansancio en el medico. El paciente parece que intenta provocar una espiral de mutuas agresiones y por desgracia, muchas veces lo consigue.
 Ej.: Medico  - "¿Qué le trae a la consulta?"//
       Paciente- "Usted tendria que saberlo, para eso es el medico".

3). Paciente manipulador: exige actuaciones precisas seduciendo al profesional mediante halagos y utilizando una educación exquisita. Intenta conseguir un determinado fármaco y los medicamentos con descuento para toda la familia, etc.

4). Paciente regresivo: es un paciente que se pone totalmente en las manos de medicos, enfermeras, familiares y se des-responsabiliza de su proceso curativo.

- Yo pago una Obra social  o prepaga para que Ud. Dr. me cure !!!
-  Dependencia total de la familia no coopera ni se independiza.

En conclusión  la negación de la gravedad en una enfermedad puede conducir al fracaso del tratamiento en forma parcial o total ; negar es humano, es normal que la negacion aflore de tanto en tanto en las condiciones limites.
Hay que reconocer lo que está sucediendo y actuar en consecuencia, solicitar ayuda de especialistas del equipo de salud, especificamente Psiquiatras y  Psicólogos.


BIBLIOGRAFIA;
NEGACIÓN DE LA ENFERMEDAD  Troy L. Thompson II, M.D., y Robert House, M.D.
Artículos de la revista "BMC Pulmonary Medicine"

No hay comentarios:

Publicar un comentario